Comienzo mi andadura en solitario y lo hago en las circunstancias más adversas: en mitad de una pandemia y con una crisis económica mundial que no ha hecho más que empezar. ¿Se puede estar más loca?. Y sin embargo, éste, y no otro, es el momento. Quizás no sean buenos tiempos para emprender nada, pero desde luego, tampoco para quedarse quieto. Quizás ha tenido que venir el Covid para ver que ya era hora de dar el salto. No lo sé. Lo que sí sé es que tengo mucha ilusión con este proyecto, y sobre todo, muchas ganas, y eso no hay pandemia que lo pare.

Así que… este blog está dedicado a ti.
A ti, que estás embarazada y y toda esta situación te ha pillado en tu momento más dulce, sin clases de preparación al parto, sin compañeras con las que compartir tus dudas o tus molestias.
O a ti, que has dado a luz en medio del confinamiento y te estás recuperando y viviendo esta etapa tan bonita y tan dura a la vez (sí, he dicho dura), en la soledad de tu casa.
Y para ti, que empiezas a notar cambios en tu cuerpo asociados a la menopausia y todos toman como normales menos tú, porque te fastidian un montón.
También para ti, deportista, que sales a correr y en un par de ocasiones has notado que con el impacto se te escapa el pis.
Incluso para ti, que estás harta de ir de casa al trabajo y del trabajo a casa sin tiempo para nada y cada vez te cuesta más tener relaciones con tu pareja y cuando las tienes son muy molestas.

Este blog es por y para todas vosotras.
Para dar visibilidad a la salud de la mujer en general, a lo largo de todas y cada una de las etapas de su vida. A poner voz a muchos problemas que se han silenciado durante años, considerados como “normales”. O directamente no considerados (si no se habla, no existe). A poneros voz.

Intentaré resolver tus dudas, acompañarte en este viaje, y lo haré con toda la ilusión del mundo. ¡Empezamos!